La higiene en las empresas consigue reducir hasta en un 80% las infecciones por resfriado común y gripe

La puesta en marcha de buenas prácticas de higiene en la empresa permite reducir hasta en un 80 por ciento la probabilidad de infección por resfriado común y gripe. Además, disminuye de un 40 por ciento a un 8 por ciento el número de personas que podrían ser contagiadas de gripe y, en un 62 por ciento el número de personas contaminadas con un virus de diferente tipo.

Estos datos han sido aportados por la multinacional Kimberly-Clark Professional, quien está apostando por la creación de lugares de trabajo más saludables, más eficientes y más seguros a través de la realización de una serie de plataformas de soluciones integrales.

Una de estas plataformas es 'The Healthy Workplace Project', un proyecto que tiene como objetivo fomentar buenas prácticas de higiene en el puesto de trabajo, lograr la motivación de los empleados cuidando su bienestar y reducir el impacto de las 'enfermedades típicas de oficina' como son la gripe, el resfriado y las infecciones del aparato digestivo y de tipo viral.

Por tanto, el proyecto, que se desarrolla simultáneamente en los cinco continentes, pretende crear espacios de trabajo saludables que contribuyan a reducir el absentismo laboral, motivar a los empleados y, a la vez, cuidar de su bienestar. Para ello, se orienta a identificar y explicar el problema; poner los medios, desarrollar nuevos hábitos y uso de barreras que cortan la cadena transmisión de los gérmenes; y contemplar diferentes acciones de comunicación y materiales divulgativos para crear una cultura saludable en el puesto de trabajo.

Asimismo, la implementación de este programa ofrece una serie de 'test' que permiten identificar y mostrar a los trabajadores los 'puntos de foco' en el lugar de trabajo, midiendo los niveles de concentración de microorganismos, en su mayoría gérmenes y virus, en diferentes lugares de la oficina como, por ejemplo, puertas, barandillas, fotocopiadoras y teclados.

"La salud y bienestar del empleado debe ser un objetivo de negocio, ya que un trabajador sano trabaja más motivado. Esta apuesta tiene como objetivo ayudar a las empresas a cuidar del bienestar de sus empleados, motivarlos y generar compromiso, reducir la incidencia de las enfermedades típicas de la oficina y con ello, reducir el absentismo y el presentismo", ha comentado la responsable de Trade Marketing de KCP para Iberia, Adriana DiIppolito.

Y es que, la ausencia de unos protocolos de higiene básicos favorece el contagio de gripes y resfriados entre los empleados y el aumento de superficies contaminadas por virus. En este sentido, un estudio realizado recientemente por KCP en Francia mostraba que en una oficina hay 400 veces más gérmenes que en la taza del váter de un hogar.

Además, se ha demostrado que la salud y el bienestar de los trabajadores promueven su compromiso con la empresa, un compromiso que les lleva a ir más allá de los requisitos formales de su trabajo, aportando un esfuerzo extra orientado a lograr mejores resultados. Este compromiso se refleja en una mayor fidelización de los clientes, menor rotación de los empleados, menor absentismo y mayor productividad.

"Las inversiones de las empresas en la salud de sus empleados se orientan normalmente a programas de asistencia para manejar el stress y los conflictos, vacunas contra la gripe o comida más saludable y deporte. Ninguno de ellos van en la dirección de un lugar de trabajo higiénico, cuando un entorno de trabajo limpio y sano es la base de cualquier programa de bienestar de los empleados", ha zanjado DiIppolito.

 

 

Fuente: eleconomista.es



Último número de la revista Limpieza Inform

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si usted es suscriptor de la revista LIMPIEZA INFORM podrá leer el último número antes de recibirlo en sus manos, puede hacerlo aquí.